CONTACTO -
CONTACT

Bogotá D.C. - Colombia

hauzer.arquitectura@gmail.com

Tel +57 319 257 4560, Fijo +571 704 17 64

  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon

Un proyecto utópico

Actualizado: 5 de oct de 2018



Analizar lo que está mal en la manera en que se construye hoy en día puede ser algo problemático, pues es un paradigma de desarrollo en el que estamos envueltos, muchos, desde que nacemos; sin embargo esto no significa que no sea un ejercicio valioso.


Entre el 2015 y el 2016, Juan Gabriel Cobos y María Jimena Sánchez, arquitectos de Hauzer Arquitectura, desarrollaron su tesis de grado, denominada "Ciudadela Ecológica de Occidente Izhe Tibacuy".



El proyecto se ubicó en la ciudad de Bogotá y la clave estaba en comprender las dinámicas de la capital como un sistema unificado; se volvieron relevantes (debido a su pésimo funcionamiento) la estructura ecológica (de la que se analizó la relación de los cerros, ríos, humedales, parques y reservas), y la estructura de movilidad (de la que se analizó la infraestructura vial y el Sistema Integrado de Transporte Público (SITP), con tres de sus modalidades propuestas: buses, buses articulados y tranvías).


Dentro de la estructura de movilidad destacaba mucho la Avenida Longitudinal de Occidente (ALO), un proyecto que lleva presente desde hace décadas, una avenida que en principio cruzaría la sabana por fuera de Bogotá para evitar que el transporte pesado entrara en la ciudad, funcionando a su vez como límite para la misma; sin embargo nunca se realizó, y quizás fuera lo mejor, pues su trazado atraviesa múltiples elementos clave de la estructura ecológica de la ciudad y de la sabana entera, sin los cuales habría un colapso medio ambiental difícil de revertir. Los predios destinados a la ALO están valdíos hoy en día, así que eran el escenario perfecto para plantear una alternativa sostenible.

Se realizaron propuestas a diferentes escalas tomando como principio el funcionamiento esencial de las plantas para determinar los enfoques de dichas propuestas, y evaluando los principios de la sostenibilidad en cada diseño (económicamente factible, socialmente responsable y ambientalmente sostenible), resultando en lo siguiente:


1- Propuesta para la estructura ecológica: Un corredor ecológico que atravesaría el occidente de la ciudad, conectando la estructura ecológica para así recuperar la fauna y la flora permitiendo a los ciudadanos relacionarse, apropiarse y respetar a la misma.


2- Propuesta para el sistema de transporte: Una malla vial de bajo impacto e integrada a las vías existentes, un sistema de transporte alternativo con una red de ciclorutas conectada a las existentes, una red de circulaciones peatonales y un SITP, desestimulando el uso del vehículo particular y estimulando el transporte no motorizando, mejorando la salud de la población y la calidad del aire.



3- Propuesta de la red de equipamientos: Edificios culturales, educativos, comerciales, religiosos e institucionales, y parques vecinales, zonales y locales distribuidos a lo largo de toda la propuesta de manera estratégica (es decir, a lo largo de todo el corredor, que atraviesa toda la ciudad) que brindan un servicio no solo a los habitantes del proyecto sino a la ciudad misma, descongestionando el tráfico a la zona oriental de Bogotá (donde se concentran la mayoría de equipamientos actualmente), reduciendo con esto la contaminación y mejorando la calidad de vida de los ciudadanos.


4- Propuesta de vivienda: Vivienda de alta densidad para solventar el proyecto pero que brinde calidad de vida a sus habitantes, con diseños urbanos y arquitectónicos funcionales y que buscan la cohesión social y la interacción con los otros sistemas propuestos.